Inicio Informacion sobre oro Información detallada para curiosos Platino / Paladio Metales nobles

Metales nobles

Metales nobles

Los metales nobles son metales que poseen una protección especial frente a la corrosión. Sobre todo el oro y la plata son, desde hace siglos, elementos fundamentales en la joyería o en la acuñación de monedas. En la tabla periódica de los elementos todos los metales nobles se encuentran juntos a la derecha, en la llamada zona de los metales de transición. Dentro de los metales nobles existen más diferenciaciones. Así, el cobre, la plata y el oro son también llamados “metales de acuñar”. El platino y el paladio, por el contrario, forman parte del llamado “grupo del platino”. Además de estos conocidos metales nobles, en su grupo se encuentran también otros elementos, como el rutenio (Ru), el rodio (Rh), el osmio (Os), el iridio (Ir), el mercurio (Hg), el bohrio (Bh), el hassio (Hs), el meitnerio (Mt), el darmstadtio (Ds), el roentgenio (Rg) y el copernicio (Cn).

Precios altos y lugares de explotación

El alto precio de los metales nobles como el oro, la plata, el platino o el paladio es sobre todo resultado de su escasa disponibilidad y también de su difícil obtención mediante explotación subterránea o a cielo abierto. Resulta interesante que muchos metales nobles pueden ser encontrados y obtenidos “juntos” en una misma explotación minera. Esto ocurre especialmente con el paladio, el osmio y el rutenio. Los lugares de obtención y explotación están repartidos por todo el mundo. Sin embargo los metales nobles más importantes para la elaboración de monedas y lingotes, es decir el oro, la plata, el platino y el paladio, se encuentran sobre todo en Sudamérica, Australia y África. Antiguamente había también explotaciones mineras de oro en Centroeuropa, como era el caso en Transilvania, Rumanía.

Monedas de inversión de metales nobles

Para la fabricación de monedas de inversión los metales nobles de más importancia son sobre todo el oro, la plata y el cobre. El cobre sirve, por ejemplo, como elemento complementario en la aleación con el oro, de modo que las monedas sean más robustas frente a las acciones mecánicas. También el paladio y el platino, del grupo del platino, presentan un notable valor de inversión y se utilizan para la fabricación de monedas y lingotes.

Desde hace siglos los hombres han sentido una atracción especial por los metales nobles como el oro y la plata, quizás debido a su brillo o a la escasez de ambos elementos. Además de su uso como activo financiero, estos metales nobles se utilizan en la fabricación de joyería y objetos de lujo de todo tipo. Se podría afirmar que los metales nobles suponen un auténtico símbolo de estatus social que pone de manifiesto la prosperidad de su dueño. Pero tampoco se puede olvidar el importante papel que los metales nobles desempeñan en la industria como materias primas ni su aplicación en los más variados bienes económicos: placas de ordenadores, productos químicos y coronas dentales de oro son solo algunos de los muchos ejemplos de su aplicación.